Conversaciones y novedades

Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 1993

Ángel Gilberto Adame

Año

1993

Tipología

Novedades

 

Paz en su discurso, al fondo: Antonio Trevín, presidente del principado, el príncipe Felipe y Plácido Arango, presidente de la Fundación Principado de Asturias, en el Teatro Campoamor, Oviedo, 27 de noviembre de 1993. Fotografía de Manuel Hernández de León

La revista Vuelta fundada en 1976 y dirigida por Octavio Paz fue galardonada en 1993 con el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades.  


          En 1980 se constituyó la Fundación Príncipe de Asturias con el propósito de exaltar y reconocer los valores científicos y culturales. Un año después, la Fundación convocó al primer Premio Príncipe de Asturias, ahora llamado Princesa de Asturias. Es un galardón anual que se entrega en diversas áreas: investigación científica y técnica, artes, letras, ciencias sociales, cooperación internacional, deportes, concordia y comunicación y humanidades. En este último caso se concederá “a aquella persona, grupo de trabajo o institución de las naciones que componen la comunicación iberoamericana cuya labor creadora o de investigación represente una significativa aportación a tales campos en la comunidad de los pueblos iberoamericanos”. [1]


          El 23 de abril de 1993 se anunció al ganador en la categoría Comunicación y Humanidades: la revista Vuelta. Reconocida por “ser una de las expresiones más genuinas y rigurosas del pensamiento y la creación literaria”[2], pero salir triunfal de las deliberaciones no fue fácil, puesto que ese año se presentaron 59 candidaturas para ser evaluadas, a la revista mexicana le seguía muy de cerca El Círculo de Lectores y la Agencia EFE. Domingo García-Sabell, presidente del jurado, después de declarar al ganador apuntó sobre el dictamen “el jurado aquilató el fallo y hubo muchísimo debate, pero sereno. Se tuvo en cuenta la calidad de los candidatos que era mucha. Estoy convencido de que, después del Nobel, éstos son los premios más importantes, todo rigor en la decisión es poco”. [3]


          Paz viajó a Oviedo, con su equipo editorial, a recibir el Premio de manos de Felipe de Borbón, príncipe de Asturias. La ceremonia de entrega de la decimotercera edición del reconocimiento se realizó el 27 de noviembre de 1993 en el teatro Campoamor, entre los ganadores de ese año se encontraban: el escultor Francisco Javier Sáenz de Oiza en artes; el ingeniero Amable Liñán-Martínez en investigación científica y técnica; el historiador Silvio Zavala en ciencias sociales; el poeta Claudio Rodríguez en letras; el saltador de altura Javier Sotomayor en deportes; la agrupación militar Cascos azules de las Naciones Unidas en cooperación internacional y la coordinadora Gesto por la Paz de Euskal Herria en concordia.


          En la gala Felipe de Borbón dirigió un discurso a los presentes: 


La alegría y la emoción del reencuentro con la patria y los seres queridos y del regreso a Asturias cobran en mí una especial intensidad en este acto en el que España rinde homenaje a la esperanza, al sacrificio, a la creación espiritual y a la concordia: a la primacía, en definitiva, de los valores de la moral y de la cultura.
          Culmina hoy aquí un año de cuidadosa atención al discurrir de los rápidos y profundos cambios que se producen en el mundo y al apasionante fluir de la creación intelectual y artística. Nuestros Premios se nutren de lo más ejemplar de esta savia. Los centenares de candidaturas, que llegan de todas partes del mundo, son la respuesta a ese espíritu y a esas circunstancias. Después, unos jurados magníficos nos entregan el fruto de un trabajo libre y justo. Para ellos mi gratitud más profunda. […]
          Todos sabemos que sólo muy excepcionalmente se sube en solitario a las más altas cumbres, ya sean las de la tierra o las del alma. Siempre necesitamos la ayuda de un guía o de un compañero que nos auxilie en estas hermosas aventuras.
          La revista "Vuelta", Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades, fundada y dirigida por el Premio Nobel Octavio Paz, es hoy un guía excepcional para los altos vuelos de la cultura en lengua española. "Vuelta" es, por encima de todo, la expresión más genuina del pensamiento y anhelos de su fundador, un escritor plural que, nacido en México, es un patrimonio de todos nosotros.
          "Vuelta" es un símbolo de la defensa de la libertad y de la riqueza y unidad de las letras en lengua española, y una sólida, independiente e insobornable voz contra todo tipo de opresión. Las luces más claras de nuestro tiempo iluminan sus páginas y, sin su presencia, algo alentador y profundo faltaría en nuestro ámbito cultural.


          Paz en su discurso comentó: “Si premiar es descubrir en otro una cualidad que reclama nuestro reconocimiento, la gratitud humaniza ese reconocimiento a través de un gesto de reciprocidad: agradecer es premiar al que nos premia”.

Escultura de Joan Miró para el Premio Príncipe de Asturias



NOTAS

[1] “Convocatoria”, Premios Príncipe de Asturias, 1993. Disponible en: https://www.racmyp.es/docs/MarcelinoOreja/077-002.pdf

[2] “La revista “Vuelta” gana el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación”, El País, 24 de abril de 1993, p. 23.

[3] Ibidem.