Tras la genealogía de Octavio Paz. El tío Carlos Paz Solórzano: sus días y trabajos

Ángel Gilberto Adame

 

Se sabe poco de Carlos Emilio Ireneo Joaquín Paz Solórzano (1870-1906), cuarto hijo de Ireneo Paz y Rosa Solórzano, hermano mayor de Octavio Paz Solórzano y tío del poeta.

 

Una nota de La Patria (4 de noviembre de 1886) registra que Carlos está estudiando en Estados Unidos. Al regresar a México abrió una imprenta en el número 7 de la segunda calle del Factor (actualmente Allende) y trabajó para algunos despachos económicos-contables. Trabajó pues en un mercado similar al de su padre. Su empresa, “Imprenta Carlos Paz” o “Imprenta Moderna de Carlos Paz”, se dedicó principalmente a la elaboración de formas y machotes para el Ayuntamiento de la Ciudad de México entre 1887 y 1891.[1]

 

A partir de 1887, editó también obras literarias y periodísticas, como La Muleta, revista taurina, y algunas publicaciones de Eduardo Paz, Gerardo M. Silva, Indalecio Sánchez Gavito, Andrés Almaraz y Romulo O’Farril, quien comentó: “Existen en la capital otros establecimientos tipográficos que pudiéramos llamar de una categoría secundaria, pero en los cuales, dentro de la posibilidad relativa, los trabajos son habitualmente ejecutados llenando el artista a conciencia su cometido. Enumerarse debe entre dichos establecimientos la imprenta Moderna, propiedad del progresista joven D. Carlos Paz”.[2] La única publicación original de que tengo noticia es un folleto gratuito que llevaba por nombre La mujer casera, de 1895.

 

Murió el 14 de septiembre de 1906, víctima de una “parálisis general” como consecuencia de un mal cuya índole omitió el diagnóstico. Su madre sugiere en su testamento que Carlos sufría una discapacidad que se agravó. Dice así:

 

que en el remanente de todos sus bienes presentes y futuros que a ella vinieren por cualquier título, instituye, erige y nombra por su único y universal heredero a su esposo el señor Don Ireneo Paz; pero si este falleciere antes que la testadora, serán sus herederos por partes iguales sus hijos Arturo, Amalia, Rosa, Laura y Octavio Paz, señalándole a su hijo Carlos Paz una pensión vitalicia que baste para su subsistencia en virtud de no hallarse en estado de lucidez.[3]

 

A su muerte, La Patria publicó lacónicamente: “Ayer a las 9:30 a.m. y después de una larga y penosa enfermedad, falleció en Mixcoac, el joven Carlos Paz, hijo de nuestro Director”.[4] Muchos años más tarde, Octavio Paz reveló que “[la muerte de Carlos fue] una tragedia que ensombreció la personalidad de mi abuelo”.

 

A continuación, presento las publicaciones que me constan impresas por Carlos Paz:

 

 

La muleta: Revista de toros. (1887)

 

La Muleta: Revista de Toros

 

Año: 1887
Periodicidad: Semanal
Editor responsable: Eduardo Noriega
Imprenta: Tip. Moderna de Carlos Paz

 

La Muleta fue la primera publicación taurina que se editó luego de que concluyera la prohibición que Benito Juárez decretara en 1867: “Artículo 87: no se considerarán entre las diversiones públicas permitidas las corridas de toros”.[5] En el primer número, el 4 de septiembre de 1887, el editor saludó a sus lectores de la siguiente manera:

 

Habiendo logrado vencer dificultades sin número y dominar contrariedades y estorbos inherentes al establecimiento y principios de toda publicación como la que hoy tenemos el honor de presentar a los aficionados, hemos logrado que vea la luz el primer número de “La Muleta” que como fácilmente puede demostrarse, es el primer periódico que se publica en México, con las circunstancias y condiciones del presente.[6]

 

En sus páginas aparecían noticias y crónicas, así como piezas literarias relacionadas con la lidia (en el segundo número se publicó el poema “La Bomba”, de Juan de Dios Peza). Además, la revista dedicaba una planilla completa a las llamativas cromolitografías realizadas por Pedro P. García.

 

La Muleta. Diario de Toros

 

 

La defensa nacional. Estudio militar por el mayor de caballería, con opción al estado mayor especial. (1887)

 

Eduardo Paz

 

Paz, Eduardo. La defensa nacional. Estudio militar por el mayor de caballería, con opción al estado mayor especial. México, 1887

 

 

La invasión norteamericana en 1846. Ensayo de historia patria-militar. (1989)

 

Eduardo Paz

 

Paz, Eduardo. La invasión norteamericana en 1846. Ensayo de historia patria-militar. México, 1889

 

 

La familia y las legítimas: Conferencias en la “Sociedad de abogados” en los días 4, 8 y 11 de junio de 1889.

 

Indalecio Sánchez Gavito

 

Sánchez Gavito, Indalecio. La familia y las legítimas: Conferencias en la “Sociedad de abogados” en los días 4, 8 y 11 de junio de 1889. México, 1889.

 

 

Método rápido para el reconocimiento cualitativo de las principales sales orgánicas y anorgánicas empleadas en la medicina, la industria y las artes. (1889)

 

Andrés Almaraz

 

Almaraz, Andrés. Método rápido para el reconocimiento cualitativo de las principales sales orgánicas y anorgánicas empleadas en la medicina, la industria y las artes. México, 1889.

 

Mi patria: compendio histórico, político, científico, literario, industrial, comercial, social y religioso de México. (1890)

 

Rómulo O’ Farrill

 

O’Farril, Rómulo. Mi patria: compendio histórico, político, científico, literario, industrial, comercial, social y religioso de México. 1890.

 

 

Semblanzas de contemporáneos. (1890)

 

Gerardo M. Silva

 

Silva, Gerardo M. Semblanzas de contemporáneos. México, 1890.

 

 

La mujer casera. (1895)

 

Año de edición: 1895.

 

“Ese es el título de un folletito que periódicamente ha de seguir saliendo de nuestras prensas, y en cuya edición se ocupa esmerada y activamente el joven D. Carlos Paz, hijo de nuestro querido Director.

 

Esa publicación tiene que circular profusamente, porque en cierto modo se reparte gratis, sin más interés que el de que el público conozca los anuncios que contiene; pero, además, se preocupa hacerlo ameno y útil por otros conceptos”.[7]

 

El Gil-Blas dijo que “El cuaderno mencionado trae intercaladas en el texto de los avisos, escogidas y curiosas recetas, tanto de cocina y de tocador como de artes y oficios, traducidas del francés y muy propias para las familias a quienes está dedicada la publicación”.

 

NOTAS

[1] Adame, Ángel Gilberto, “Tras la genealogía de Paz: Carlos Paz Solórzano”, en Letras Libres, 13 de abril de 2015.

[2] Ídem.

[3] Testamento de Rosa Solórzano, Instrumento 60, foja 2, 10 de abril de 1900, Notaría 18 de Agustín Silva y Valencia, en Acervo Histórico de Notarías.

[4] “Sensible defunción”, La Patria, 15 de septiembre de 1906, p.1.

[5] Legislación mexicana, vol. 10, pp.152-152. (Referencia tomada de Vázquez Mantecón, María del Carmen, ¡Toros sí!, ¡Toros no! Del tiempo cuando Benito Juárez prohibió las corridas de toros, UNAM, HMex, LXIII, 1, 2013, p.171).

[6] Trespicos, “Al público”, La Muleta. Revista de Toros, 4 de septiembre de 1887, p.1.

[7] “La Mujer Casera”, La Patria, 8 de junio de 1895, p.3.

 

Autores

  • Adame, Ángel Gilberto

Tipología

  • Conversación
Anterior
Siguiente