Octavio Paz en la música académica. Primera entrega: 1970-1989

Patricio López Guzmán

 

En esta primera entrega enumero las piezas musicales de corte académico compuestas entre 1970 y 1989 que emplean escritos de Octavio Paz. Los registros se basan en información recopilada de varias bases de datos (AllMusic, Biblioteca del Congreso de Estados Unidos, Discogs, IRCAM, WorldCat), así como del Diccionario Enciclopédico de Música en México, publicado por la Universidad Panamericana de Guadalajara, y la Bibliografía crítica de Paz que recopiló Hugo J. Verani y publicó El Colegio Nacional.

 

Las adaptaciones musicales de textos de Paz se dividen, por lo general, en tres tipos: coros a capela basados en la polifonía renacentista; cantatas, derivadas de la práctica experimental de finales del siglo XIX; y canciones para solista acompañados por un solo instrumento, equivalente al lieder alemán y a la mélodie francesa. “Adaptar” es un reto considerable. En principio, la música debe cumplir una de varias funciones frente al texto: ilustrarlo, comentarlo, crear una atmósfera emotiva determinada o engendrar un objeto distinto. Son traducciones a un “idioma” diferente que deben justificar la transformación que hacen de la escritura poética que —como dicen los clásicos— ya tiene su propia música.

 

En lo personal, prefiero las adaptaciones que se alejan de la tradición romántica de la música clásica, y que, de cierta forma, le son infieles al original. Paz fue todo menos un poeta de frac y sus versos me parece alejados de las convenciones encorsetadas de las salas de conciertos. Pertenece a un tiempo distinto a los de Schubert o Fauré y requiere de un trato acorde. No simpatizo con los intentos por insertarlo en las formalidades de los salones parisinos, que chocan con la imagen del viajero de la India, Afganistán y las noches de San Ildefonso. Una interpretación libre, en el fondo, tiene una mayor posibilidad de dialogar con el poema y de facilitar otras posibilidades de lectura. Es en la exploración más radical de la música donde Paz encuentra los espacios más ricos de interlocución.

 

Registro en seguida lo que he encontrado hasta ahora. Agrego un breve comentario y anoto, de haberla, la discografía, así como la localización del material en YouTube y en Spotify.


 

 

Aribert Reimann: Drei spanische Lieder nach Gedichten von Octavio Paz, para barítono y piano (1962). Basadas en los poemas “La roca”, “Los novios” y “Dos cuerpos”, traducidos al alemán

 

Composición del músico berlinés que en la década de los años sesentas escribió música serial inspirada en Webern. No encuentro comentario que explique el interés de Reimann por la poesía de Paz, aunque observo que en su catálogo hay piezas basadas en textos de varios poetas. Paz pudo haber estado al tanto de esta adaptación, pues su existencia fue consignada en el número 5 de los Cuadernos de Bellas Artes, publicado en 1963.

Aribert Reimann

 

Mario Lavista: Dos canciones, para mezzosoprano y piano (1966). Basadas en los poemas “Palpar” y “Reversible”

 

Un muy joven Mario Lavista (nació en 1943) es el primer compositor mexicano en adaptar un poema de Paz. Además de esos poemas, años más tarde, musicalizó “Hacia el comienzo” y “Maithuna”.

Mario Lavista

 

Jan Boerman: Zonnesteen, para voz y música electrónica (1968). Basado en “Piedra de sol”

 

El neerlandés Boerman es especialista de música concreta  en el Conservatorio Real de La Haya. La partitura y los componentes electrónicos necesarios para interpretar la pieza pueden conseguirse en el sitio del Documentatiecentrum nederlandse muziek. Es la primera obra basada en Piedra de sol de, por lo menos, diez composiciones registradas.

Jan Boerman

 

Åke Erikson: Nocturne, para coro (1976). ¿Basada en…?

 

Otra adaptación temprana, esta vez en sueco, escrita por el compositor upsaliense Åke Erikson. No hemos conseguido descifrar de qué poema se trata (¿alguien puede ayudar?). La pieza emplea un coro masculino a capela, anticipando por casi veinte años las numerosas obras corales de Eric Whitacre y otros.

Grabación: “Colours In Play”, Robert Sund, Orphei Drängar, Phono Suecia, Uppsala Academic Chamber Choir, 2005.

YouTube

Spotify

 

 

Daniel Catán: Mariposa de obsidiana para mezzosoprano y orquesta (1984)

 

Mariposa de obsidiana, junto con Hacia el comienzo de Mario Lavista y Manantial de soles de Manuel Enríquez fueron comisionadas por el Festival Internacional Cervantino de 1984. El concierto sinfónico-vocal se llevó a cabo en el marco del escándalo provocado por “El diálogo y el ruido”, el discurso de Paz en la Feria de Frankfurt, en el que le dedicó cinco párrafos a la Revolución Sandinista[1], texto en el que llamaba a preservar la democracia, celebrar elecciones libres y alentar el diálogo entre las partes del conflicto nicaragüense. El discurso le pareció reaccionario a cinco mil personas que desfilaron por Paseo de la Reforma hacia la embajada de los Estados Unidos, donde procedieron a quemar la efigie de Paz.[2] Más tarde, el escándalo tendría repercusiones en el desarrollo del concierto del Cervantino, anunciado primero como un “Homenaje a Octavio Paz” y luego rebautizado con un título menos elogioso: “La música y la obra de Octavio Paz”.

Grabaciones: “Encantamiento: Music of Daniel Catán”, Cynthia Clayton, Texas Music Festival Orchestra, Albany Records, 2017; “Rappaccini’s Daughter (Highlights) / Obsidian Butterfly”, con Fernando de la Mora, Naxos, 2002.

YouTube

Spotify

Daniel Catán

 

Juan Fernando Durán: Lauda, para mezzosoprano y piano (1984). Basada en “Lauda”

 

Una de tres obras basadas en textos de Paz compuestas por Juan Fernando Durán, catedrático de la Escuela Nacional de Música. El registro está consignado en el Diccionario Enciclopédico de Música en México, pero no encuentro grabaciones ni comentarios alusivos.

Juan Fernando Durán

 

Manuel Enríquez: Manantial de soles, para voz y orquesta (1984). Basada en “Eje”

 

El debut de Manantial de soles fue el más accidentado de los estrenos en el comentado Festival Internacional Cervantino de 1984. El actor de la pieza, Claudio Obregón, se negó a interpretar la obra “por no estar de acuerdo con el discurso que el poeta mexicano leyó ante los libreros alemanes”[3], y tuvo que ser sustituido por Arturo Beristáin poco antes del concierto. Manuel Enríquez señalo: “Cuando tenía 18 años creía en muchas cosas, a estas alturas no creo en nada […] Soy un gran admirador y venerador de la obra de Paz y de él como uno de los más grandes poetas que existen. Para mí es lo único importante”.[4]

YouTube

Manuel Enriquez

 

Philip Glass: Pierre de Soleil, tercera canción del ciclo Three canciones para coro a capela (1984). Basada en “Piedra de sol”

 

La pieza fue comisionada por el festival “Quebec 1534-1984”, organizado para celebrar los 450 años de la llegada de Jacques Cartier al Nuevo Mundo. Es una composición atípica dentro de la obra de Philip Glass, quien solo tiene cinco obras para coro a capela en su catálogo. Más excéntrico aún es el agrupamiento de Paz junto con Raymond Lévesque y Leonard Cohen, dos cantantes canadienses inexplicablemente ligados al poeta en este ciclo. No hay entrevistas donde se explique los motivos que llevaron a Glass a seleccionar este poema, aunque podemos suponer un deseo por incluir alguna referencia prehispánica —si bien un tanto desorientada— en un festival organizado para conmemorar la colonización de Canadá. Por otro lado, Pierre de Soleil es antecedente de las preocupaciones de Glass por las culturas mesoamericanas que culmina con la Sinfonía número 7, “Tolteca” (2005).

Grabaciones: “Three Songs / Songs from Liquid Days / Vessels”, David Temple, National Sinfonia , The Crouch End Festival Chorus, Silva Screen Records, 2000; “Philip Glass: Itaipu”, Los Angeles Master Choral, Grant Gershon, David Temple, Orange Mountain Music, 2010.

YouTube

Spotify

Philip Glass

 

Mario Lavista: Hacia el comienzo, para mezzosoprano y orquesta (1984). Basado en “Con los ojos cerrados”, “Pasaje” y un fragmento de “Maithuna”

 

Hacia el comienzo fue la tercera pieza compuesta para el mismo ruidoso “Homenaje a Octavio Paz” en el Cervantino de 1984. Lavista seleccionó cuatro poemas que Paz redujo a tres: “Él solamente me sugirió ‘Con los ojos cerrados’ —primer poema de la obra”.[5] En una entrevista de 1984 Lavista señaló la posibilidad de un disco que recogería las obras presentadas en el concierto, proyecto que no se concretó. En todo caso, no hay evidencia de que Paz haya escuchado ésta u otra de las composiciones del Festival Cervantino, pues desde antes había anunciado que, por cuestiones de agenda, le sería imposible acudir al concierto.

 

 

Alicia Urreta: De la palabra, el tiempo y el poeta, para tenor, piano y cuatro grupos de percusiones (1984). Basadas en tres poemas de Paz

 

No encontré una grabación en internet de la pieza de Urreta, pero se presenta en el disco Música Mexicana de Percusiones Vol. II, editado por la UNAM en 1986. La pieza consta de tres movimientos: “Bajo tu clara sombra”, “Paisaje inmemorial” y fragmentos de Libertad bajo palabra (sic).

Alicia Urreta

 

Federico Ibarra: Navega la ciudad en plena noche, para barítono y piano (1985). Basada en “Vaivén”

 

Navega la ciudad en plena noche es una pieza que ilustra los problemas que enfrenta un compositor académico —incluso uno tan talentoso como Ibarra— al abordar la obra de Paz. Un exceso de reverencia produce un resultado pomposo y pesado, y el canto operístico tiende a descomponer las palabras del poema. La pieza consta de cuatro movimientos: “Vuelve a la noche, Con orgullo de árbol, Caigo en ti y Desierto inmenso”.

Grabación: “Federico Ibarra: Obra Vocal 1965-2011”, Josué Cerón, María Teresa Frenk, Tempus Clásico, 2013.

YouTube

Spotify

Federico Ibarra

 

Juan Fernando Durán: Custodia, para coro a cappella (1986). Basada en el poema  “Custodia”

 

Composición consignada en el Diccionario Enciclopédico de Música en México.

 

 

Juan Fernando Durán: La imagen del silencio IV, para voz femenina (1987)

 

Composición consignada en el Diccionario Enciclopédico de Música en México.

 

 

Ab Sandbrink: Espacios Espacio, para coro a capela (1988). Basada en “Lo idéntico”

 

Pieza coral del compositor neerlandés Ab Sandbrink, que busca homenajear simultáneamente a Anton Webern y a Paz. No existe grabación, pero la partitura está disponible en el sitio del Documentatiecentrum nederlandse muziek.

 

NOTAS

[1] Sonia Morales, “Enríquez, Lavista y Catán en el Cervantino ” en Proceso, 1984.

[2] Para consultar las reacciones contemporáneas del escándalo se puede consultar: Armando González Torres,“Octavio Paz en 1984: La querella del diálogo y el ruido” en Letras Libres, número 154, 2011.

[3] Morales, op. cit.

[4] Ibidem.

[5] Ibidem.

Autores

  • López Guzmán, Patricio

Tipología

  • Conversación

Lustros

  • 1975-1979
  • 1980-1984
  • 1985-1989
Anterior
Siguiente