Conversaciones y novedades

La danza de Doña Caralampia

Fernando Uribe Moycat

Año

1880

Tipología

Novedades

 

El Padre Cobos

Antecedentes

En noviembre de 1880 Ireneo Paz se preparaba para terminar la que había sido su publicación más importante de juventud, que le había proporcionado no sólo reconocimiento nacional sino relaciones con políticos, abogados y pensadores liberales: El Padre Cobos. Ya en su cuarta época, el periódico satírico terminaría el día sábado 27 de noviembre, apenas subsistiendo con una periodicidad semanal debido a las condiciones políticas: el naciente porfiriato. Pese a que el general Porfirio Díaz había jurado abolir la reelección durante la campaña tuxtepecana, las piezas del juego político se alineaban para dejar como candidato oficial a su amigo cercano, Manuel González. Aunque Paz se enfrentaría abiertamente a tal decisión y pugnaría por otros candidatos, como Trinidad García de la Cadena, las condiciones le fueron adversas y ante el triunfo del movimiento gonzalista, las ventas irregulares y la necesidad de evitar mayores conflictos que pudieran dañar sus negocios personales, el editor clausuró la publicación.

En el último número la compositora Ana Ortega regalaría tanto a Ireneo Paz como a sus lectores una alegre melodía como homenaje al singular personaje que protagonizó tantas editoriales junto al Padre Cobos: Doña Caralampia Mondongo. Prototipo del humor mexicano contemporáneo, desbordado de parodia, albures y crítica política, el personaje representó a la mujer representante del pueblo que, aunque no tuviera mayor instrucción académica, sabía reconocer cuando el gobierno quería darle “gato por liebre”. Así, la pieza musical fue compuesta para ser bailada y disfrutada en las reuniones típicas de la época.


Estructura musical

Es una obra compuesta en la tonalidad de Mi bemol (Eb), a usanza de la época, presenta en su estructura dos movimientos con una forma: Intro- A- A’- B- B’.


Contexto

La marcha de Ana Ortega fue compuesta en el último cuarto del siglo XIX, momento en el que el romanticismo musical se encontraba en su etapa posterior y el nacionalismo europeo estaba en auge. Se nota en el tema principal la alegoría mexicana, sin embargo, la musicalidad de la pieza la rige la técnica pianística europea con influencias como la de Franz Liszt y Béla Bártok.



Artículos relacionados