Conversaciones y novedades

Paz y la amenaza elegante

Margarita Silva Hernández

Tipología

Novedades

 

Imagen de Fantomas, la amenaza elegante

Fantômas, historieta policiaca francesa, creada en 1911 por Marcel Allain y Pierre Souvestre, fue una publicación muy prolífica ubicada dentro de la corriente surrealista. Así, Cendrars y Apollinaire apoyaban y veían con buenos ojos a este antihéroe, quien era despiadado, desleal y trabajaba persiguiendo sus propios intereses. La última aparición de Fantômas fue en 1963. Esta obra fue antecedente del cómic mexicano Fantomas, la amenaza elegante, en el que Octavio Paz figuró en distintas ocasiones.


Cómic Fantomas

El primer número del Fantomas mexicano se publicó el 3 de enero de 1966 por la Editorial Novaro. Los creadores de esta versión fueron Guillermo Mendizábal y Rubén Lara, y en una segunda etapa llegaron nuevos argumentistas como Gonzalo Martré, quien se encargaría de Fantomas casi toda la década de 1970.

A diferencia de la versión francesa, en México se readaptó al protagonista para hacerlo un poco más heroico, especialmente ambivalente; el bien y el mal estaban delimitados, pero sus métodos para ejercer justicia eran cuestionables. Después de algunos problemas editoriales Fantomas, la amenaza elegante concluyó en 1998. Luego, reapareció en 2013 a cargo de Martré.

El cómic tenía, sin ser una publicación panfletaria, cierto tiente izquierdista, pues Fantomas denunciaba la injusta repartición de la riqueza en la sociedad, la privatización y la globalización. Algunos de los argumentos en sus historias se apoyaban en pilares culturales como los intelectuales, entre ellos Octavio Paz.

La primera participación del poeta fue en “La inteligencia en llamas”, el 18 de febrero de 1975, con argumento de Martré. En esta aventura los libro y bibliotecas son incendiados sin razón; quienes poseen y escriben libros sufren atentados contra su vida. Fantomas se pone en contacto con quienes cree que pueden darle pistas sobre el asunto. Llama a Alberto Moravia, Julio Cortázar, Susan Sontag y a Paz, quien le explica que en México ya han desaparecido todas las obras de Fuentes, Yáñez, Rulfo y Arreola, además de que unos desconocidos intentaron incendiar su casa (accidente premonitorio que lamentablemente ocurriría en 1996, donde Paz perdió parte de su biblioteca). El héroe con sus exuberantes ayudantes da con un sospechoso al que logra identificar a un grupo fascista llamado “La espada de Gabriel”. Fantomas se enfrenta a ellos y coloca un explosivo en la sala de juntas donde estaban reunidos y escapa por una ventana momentos antes del estallido. Al final, para restaurar lo perdido, Fantomas manda a hacer copias de todos los libros perdidos y que vendería por un alto precio sus ediciones originales.


"La inteligencia en llamas"

La segunda aparición de Paz se dio el 21 de marzo de 1980 en la saga de “El cacique inmortal” —en un guiño al poema “El cántaro roto”— una de las series más largas de Fantomas que constó de 23 números. El argumento de esta historia fue escrito primero por Hilda R. Zacour y después por Sotero Ramón García. En la trama, Paz y Juan Rulfo viajan a París para celebrar la toma de la Bastilla. Ahí se encuentran a otros intelectuales como Jorge Luis Borges, quien milagrosamente recupera la vista. Fantomas, Paz y Rulfo conversan y los escritores no pudiendo ocultar su nerviosismo le confiesan al héroe que viven en riesgo en México y que por eso han huido a Francia. Este primero número cierra con la aparición de un grupo terrorista que intenta matarlos.


"El cacique inmortal"

El 28 de marzo, “En una revelación insospechada”, los escritores comienzan a contarle a Fantomas que hay una entidad que tiene al país en sus manos y que necesitan su ayuda para detenerlo. 

La siguiente publicación fue el 5 de abril, en “El hombre que encontró el tesoro de Cuauhtémoc”. Ahí se sabe que el riesgo que corren Rulfo y Paz obedece a la información que tienen sobre el Cacique inmortal, un ser todopoderoso que ha estado en México antes de la llegada de los primeros hombres a América.

“La laguna encantada de Catemaco”, que apareció el 12 de abril, presenta a Paz y Rulfo revelando a Fantomas que el Cacique es el responsable de lo que pasa en el país, saliendo librados constantemente de las balas gracias a la astucia de la amenaza elegante.

“Pancho Villa localiza un manuscrito” del 19 de abril es la continuación de la historia de los mexicanos en la que recuerdan que el líder revolucionario dio con la guarida del Cacique inmortal y lo que sufrió y encontró ahí.

En “La locura de Carlota” del 26 de abril, Paz platica que Villa encontró una carta en la guarida donde se dice que la emperatriz Carlota también estuvo ahí cuarenta años antes y cómo es que ésta pierde la cordura.

“La muerte de Pancho Villa” del 2 de mayo es el final de la historia del valiente e ingenioso Centauro del Norte. Paz junto con Rulfo y Fantomas regresan a México para enfrentarse al cacique inmortal, pero un nuevo peligro los espera.

Paz aparece por última vez el 9 de mayo en “Un reto para Fantomas”. El poeta y Rulfo tienen un accidente aéreo junto con Fantomas, caen en un punto de una selva mexicana, atraviesan un río, llegan a una ciudad y todo esto libres de algún rasguño y vistiendo trajes, porque contra las adversidades hay que estar elegantes.

En el Cacique inmortal los saltos históricos son relevantes en la trama y la afluencia de personajes mexicanos como Maximiliano de Habsburgo, Carlota y María Sabina es importante para resolver el conflicto. Con la ayuda del profesor Semo y C-19, Fantomas combate con el cacique, lo vence y libera a México de su yugo.